Ene
26
2017

Infancia, Adolescencia, Delito y Sistema Penal

En el sistema tradicional el juez desempeña un
papel pasivo, ya que
font-family:"Arial",sans-serif;mso-fareast-font-family:Calibri;mso-fareast-theme-font:
minor-latin;color:#222222;mso-ansi-language:ES-AR;mso-fareast-language:EN-US;
mso-bidi-language:AR-SA"> simplemente impone la
medida correctiva o dispositiva pertinente. Este
sistema no hace nada para la prevención en el problema de la delincuencia juvenil, como para evitar que se cometa
nuevamente algún
delito no violento. Un
cambio de esta realidad se daría con la creación
de Tribunales o Cortes dedicados a la tratar las causas que motivan la
comisión de delitos por los adolescentes, donde
el juez y el sistema


puedan ejercer un papel resocializador dando una
“segunda” oportunidad
al menor.

Las Cortes de adolescentes se desarrollaron como
una alternativa a los
tribunales tradicionales
del sistema de justicia juvenil con el
propósito
de dar a los jóvenes que cometen actos delictivos menos


serios una “segunda” oportunidad. Estas operan
sobre la premisa que el
ser juzgado por
sus pares puede tener un impacto más grande que el ser
juzgado por la figuras adulta de un Juez del sistema
tradicional.

Comentar