Doctrina
Ene
19
2016

De la Ley de Residencia a la reforma del Código Procesal Penal: el eterno retorno de la desigualdad

En
“Tolerancia cero. Estrategias y prácticas de la sociedad de
control”, Alessandro de Giorgi destaca la necesidad de fusionar un
análisis interaccionista  y una perspectiva de tipo
materialista, y ello con el objeto de reconstruir la actual
articulación de la relación entre  las  funciones 
instrumentales  y  simbólicas  del  castigo 
y  del  sistema  de  control social. 
Mientras  las  primeras  refieren  a  los 
objetivos  útiles  que  se  pueden 
atribuir  a  la pena,  la  segunda  atañe 
a  los  universos  políticos  de  discurso 
a  través  de  las  cuales determinadas
prácticas punitivas son legitimadas.  En momentos de crisis
económicas, las elites del poder favorecen la construcción de un
imaginario  social  punitivo ,  que  recae 
en  criminales,  desviados,  distintos,  más 
en general,  sobre  un  enemigo,  con  el 
fin  de  distraer  a  la  sociedad  de 
las  cuestiones  más profundas. Este último puede adoptar
diversas modalidades: la fuente de todos los males pueden ser muchas.
En  la  presente  ponencia  querría 
detenerme  en  un  proceso  de 
construcción  social dominante del enemigo y de imaginario
punitivo: el de los migrantes que delinquen. Y ello  a 
partir  del  proyecto  de  reforma  del 
Código  Procesal  Penal,  contexto  que 
hace  al retorno, para ellos, del fantasma de la amenaza de
expulsión

Comentar