Mayo
30
2016

Pautas de corto y mediano plazo para analizar la recomposición de la fuerza pública de cara a un eventual escenario de estabilización y posconflicto

El
documento tiene como objetivo establecer pautas de corto y mediano
plazo, para la analizar la recomposición  de  la 
fuerza  pública  en  un  escenario  de 
estabilización  y  posconflicto, tras  la  firma
de  un  eventual  proceso  de  paz 
con  las  FARC. El análisis implicó  un ejercicio de
planeación por evidencias, que  articuló soluciones y
problemas  revelados  o  predecibles.  El 
ejercicio partió  del estudio  de los  fenómenos 
sobresalientes  en  materia  de  seguridad, 
la evolución  de  la Fuerza pública en Colombia y las
propuestas 
de
transformación de la Fuerza pública para el posconflicto. Del 
análisis  se  propone  que  el  aporte de
la  Fuerza  pública  a  la  solución 
de  los  problemas  de seguridad  en  el 
escenario  de  estabilización  y  posconflicto 
debe  ser  diferenciado  para  el  corto 
y mediano  plazo,  y  con  un  importante 
enfoque  territorial. En  el  corto  plazo, 
dada  la  necesidad  de contar  con  un 
esquema  de  respuesta  rápida  por  parte 
de la  Fuerza  pública, se 
propone 
el despliegue  de batallones  ligeros en  territorios 
de  alta  vulnerabilidad.Esto  con  el  fin 
de  dar respuesta  inmediata a  una  posible 
mutación del  crimen  en  los  territorios 
de  estabilización  con presencia de las FARC, así como
en aquellos con presencia de BACRIM y ELN. En  el mediano 
plazo,  dicho  esquema  de  respuesta 
rápida deberá  ser  remplazado por  una unidad élite
para la estabilización, bajo el esquema de fuerza de tarea conjunta,
así como por una unidad de  apoyo  de  la 
Policía  Nacional.Estos  dos  dispositivos contarán 
con un  alto  componente  de inteligencia 
policial  y  militar, para  enfrentar las 
diferentes  amenazas  a  la  seguridad 
pública, así como mecanismos de seguridad ciudadana centrados en
los individuos.En  el  mismo  horizonte  de 
tiempo,  se  propone  fortalecer  la 
policía  rural  y el  uso de  Fuerzas  de
tarea  conjunta,  como  unidades  élite contra
las  economías  ilegales  y  la 
criminalidad  en zonas  de frontera.  
Adicionalmente,   se   propone   la  
creación   de batallones   verdes, Gaulas
policiales antirreclutamiento y  utilización de  menores 
o  jóvenes  en  tramas  delincuenciales, 
unidades  de inteligencia  corrupción y una Brigada 
especial  para  el  desminado  humanitario. 
Por  último,  se proponen operativos  
especiales   en   municipios   con  
presencia   de   grupos   ilegales,  
debilidad institucional, y con alta presencia de víctimas del
conflicto armado y el desplazamiento forzado.


Comentar