Guía de intervención: menores y consumos de drogas

Sumario: 

Esta Guía se ha estructurado en tres partes o módulos fundamentales. 
En la primera parte se enmarca y describe el fenómeno del consumo de drogas en los adolescentes, haciendo hincapié en lo que entendemos como consumos más problemáticos y de mayor riesgo. 


 

Comprende cuatro apartados en los que se analiza lo que sugiere el título de la Guía, es decir: Intervención con Menores con consumos problemáticos de drogas. 
De esta manera, definimos el término “menor”, que inevitablemente está aso- ciado a una franja de edad que coincide con la etapa preadolescente y adolescente y “consumos problemáticos de drogas”, definiendo qué entendemos por “problemáticos”. 
En concreto, en el primer apartado se analizan algunas características evolutivas de la adolescencia y algunas particularidades de la realidad social en que se están socializando nuestros adolescentes y que de alguna manera inciden en los consumos abusivos de drogas que algunos están realizando. 
En el segundo apartado, se revisan los nuevos patrones de consumo entre los menores, haciendo especial referencia a los consumos de drogas recreacionales, por ser en la actualidad los más extendidos.

 

Por último, se describen los factores de riesgo y los factores de protección que, según las más recientes investigaciones, se correlacionan con el consumo de los adolescentes. 

En la segunda y tercera parte se expone lo que es la Intervención propiamente dicha con los Menores afectados por esta problemática. Comienza la segunda parte estableciendo unos criterios fundamentales de la Intervención que se pueden considerar como el Marco idóneo para una intervención efectiva con la población diana objeto de este trabajo. 

A continuación, se abordan los dos niveles de Intervención que se llevan a cabo con los Menores y que se han denominado: Prevención Selectiva y Prevención Indicada. 

 

En ambos niveles de Prevención se describen las diferentes fases o etapas que habitualmente comprende el proceso de intervención, analizando en cada una de ellas las dificultades detectadas más relevantes, tanto desde el punto de vista de las propias dificultades y peculiaridades de la realidad de consumo de los menores, como desde las dificultades que tienen que solventar los profesionales que inter- vienen con ellos. 

Por último, se sugieren unas posibles estrategias para abordar estas dificulta- des, que son las que parecen estar dando los mejores resultados y son las más efi- caces para acercarse, acompañar y apoyar a estos menores, según las experiencias y las evaluaciones realizadas por los diferentes Programas analizados. 

 

En la Fase de acciones concretas, se pasa revista también a las dificultades constatadas como más relevantes en las diferentes áreas de intervención, así como a los objetivos prioritarios a desarrollar en cada una de ellas. Se señalan, por último, algunos Indicadores de Evaluación para realizar un adecuado seguimiento y valoración de la intervención. 

Para terminar, se incluye un capítulo sobre la Intervención con familias, ya que se considera un aspecto imprescindible en cualquier actuación que se lleve a cabo con este segmento de población. 

 

Descargar archivo 1 : miscelaneas89079.pdf
  COMENTAR