El círculo vicioso en el que el Estado puso a las comunidades cocaleras (Luis Felipe Cruz)

Sumario: 
La guerra contra las drogas, en especial contra la coca, ha sido utilizada en Bolivia, Colombia y Perú como una herramienta para estigmatizar, aislar y criminalizar a poblaciones que la cultivan, ya sea por razones culturales o económicas.Los Estados se equivocaron con las comunidades cocaleras, ya que no sólo incentivaron un mercado ilegal que las hizo parte de una cadena criminal, sino que nunca atendieron las causas del surgimiento del narcotráfico en los territorios, de allí que sus respuestas fueran simples: plomo o erradicación.
  COMENTAR