Homicidio criminis causa. Testigo de oídas. Procesamiento

Nacional \ Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional
Fecha resolución: 11 - Mayo - 2018

El fallo de la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal en autos “C., M. E. y otros s/homicidio agravado-procesamientos” (causa n° 49.014/2017) rta. 21/3/18, donde la Sala interviene con motivo del recurso de apelación interpuesto por la defensa de los imputados contra los procesamientos dispuestos en relación a varios delitos entre los que se encuentra el robo con armas en poblado y en banda que culminó con el homicidio criminis causae del damnificado. Los vocales confirmaron lo decidido.

            Explicaron, con relación al hecho identificado como número dos, que tres de los imputados, en coautoría, intentaron robarle el teléfono celular al damnificado que, al negarse, salió corriendo recibiendo un disparo que puso fin a su vida de inmediato. Agregaron que si bien no se presentaron testigos directos del hecho por temor a represalias, los vecinos del lugar sindicaron a los encausados como autores del ilícito, siendo sus testimonios de oídas (hearsay rule) valederos en esta etapa del proceso y concordantes con el resto de las probanzas y las tareas de inteligencia llevadas a cabo por personal policial, dando por desvirtuadas las versiones de descargo y las críticas dirigidas por la defensa contra el auto de mérito. Añadieron que más allá de que el arma de fuego utilizada no fue encontrada, su uso está acreditado por las características de las lesiones provocadas y por el proyectil incautado y que, el estado de indefensión en el que fue encontrada la víctima -tirado en el piso-, sugiere que no tuvo posibilidad de oponerse al robo que quedó consumado. Finalmente, resaltaron que si bien no se había podido secuestrar el teléfono celular sustraído, las declaraciones testimoniales incorporadas de los vecinos y familiares del occiso, dieron cuenta que el teléfono habría sido vendido por los autores a una tercera persona.

Descargar archivo 1 : fallos46533.pdf
  COMENTAR