La continuidad en la dificultad probatoria en los delitos contra la integridad sexual con posterioridad a la reforma de la ley 25.087

"A modo de corolario, consideramos fundamental para evitar que los estereotipos y prejuicios de género se filtren en las investigaciones penales y en la valoración de la prueba, la restricción en el ámbito de acción en las averiguaciones e indagaciones al hecho concreto denunciado por la víctima, sin permitir acceder a cuestiones de su vida privada y su intimidad que no conducirán en ningún sentido a esclarecerlo y que, además, vulneran derechos humanos fundamentales como el honor, la dignidad y la intimidad."
Descargar archivo 1 : doctrina89496.pdf
  COMENTAR