doctrina

El lenguaje jurídico. Su incomprensión por los internos de las cárceles bonaerenses y el lenguaje inclusivo como paradigma

RESUMEN

Una de las facultades básicas del ser social es el lenguaje: indispensable para el pensamiento y la interacción con la realidad. Nos detenemos en los valores y normas
expresadas por quienes formalmente tienen la obligación de editarlas y su comprensión por el resto de la sociedad que no esta a cargo de eso.
La mirada no es historica ni filologica. Solo pretende ser una observacion objetiva de los choques eternos de nuestro lenguaje con el derecho. La necesidad de su interpretación clara, sin olvidar el cientificismo que naturalmente hombres y mujeres de la ley se empeñan en conservar.
El ejemplo del preso que escucha su sentencia y le pide a su abogado que le explique si quedo libre o no, no solo es consecuencia de la decadencia educativa argentina, sino de la distancia en el lenguaje oral que hay entre el léxico jurídico y nuestra población carcelaria. Si a esta cuestion le agregamos la interpolacion del lenguaje inclusivo, deduciremos que las mujeres y hombres de ley están en un “alto bondi que todo grata o fisura lo banca como verdugueada”. Y quien no comprende estas palabras puede sentir lo que vive un preso cuando el lenguaje jurídico se lo escribe reemplazando con una @, “e” o “x” por la vocal masculina.
Descargar archivo 1 : doctrina89494.pdf
  COMENTAR