doctrina

Trabajos forzados en el franquismo o la pena como negocio. El caso de “Ponte Mourulle” (1942-1945)

A partir del 18 de julio de 1936 la II República española vería como un Golpe de Estado intentaría derrocar el gobierno legítimo encabezado por Manuel Azaña. Tres años después, en abril de 1939, se iniciaría una dictadura militar capitaneada por el general Francisco Franco. En el marco de ésta, y continuando una dinámica represiva contra toda resistencia democrática, miles de republicanos llenarían las cárceles de España, así como previamente, junto a campos de prisioneros improvisados. Entre los modos de reclusión cabe destacar cientos de campos de trabajos forzados, batallones de trabajadores y colonias penitenciarias, donde serían ubicados miles de presos republicanos, de diversa procedencia (social, política, laboral…), que serían empleados como obreros a coste, prácticamente, cero. Las penas impuestas, entre tanto, irían rebajándose, en algunos casos, en base a los años de ‘servicio’ al Estado franquista a partir de dichos trabajos forzados. Puentes, carreteras, aeropuertos…, serían construidos por estos presos republicanos. Uno de estos espacios de trabajos forzados, sin estudiar hasta la fecha, es el de “Ponte Mourulle”; en el que centramos esta investigación, cruzando fuente oral y documental.
Descargar archivo 1 : doctrina49420.pdf
  COMENTAR