Cincuenta años de la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes: una relectura crítica.

Transcurridos 50 años, es hora de plantear una reflexión crítica sobre la validez de la Convención Única hoy en día: una relectura de su importancia histórica y una evaluación de sus objetivos, sus puntos fuertes y sus puntos débiles. De hecho, aunque se tiende a interpretar el tratado como parte de un continuo ininterrumpido que se remonta a la primera década del siglo pasado, la Convención Única se debería ver más bien como una ruptura significativa con la forma en que la comunidad internacional abordó la fiscalización de estupefacientes hasta la fecha.
Descargar archivo 1 : doctrina45947.pdf
  COMENTAR