Una evaluación del nivel de calidad del cannabis medicinal de los Países Bajos.

Desde 2003 los Países Bajos suministran cannabis medicinal mediante prescripción facultativa a través de las farmacias. Tanto el cultivo como el procesado y empaquetado del material vegetal se realiza según las técnicas estándares farmacéuticas y son supervisadas por la Oficina para el Cannabis Medicinal (Office of Medical Cannabis, OMC). La calidad está garantizada mediante análisis regulares realizados por laboratorios certificados. Sin embargo, en los Países Bajos existe un mercado de cannabis ilegal tolerado mediante la fórmula de los denominados “coffeeshop”, que ofertan una gran variedad al público en general, así como para uso medicinal. Desde que el cannabis está disponible en las farmacias, muchos pacientes han empezado a comparar el precio y la calidad del de la OMC con el de los coffeeshop. Como consecuencia, el debate público sobre el éxito y la necesidad del programa de la OMC ha estado más basado en experiencias personales que en datos científicos. La opinión general de los consumidores es que el cannabis de la OMC es más caro y sin una clara diferencia en cuanto a calidad. El presente estudio fue realizado a fin de demostrar la diferencia de calidad que pudiera existir entre los distintos orígenes del cannabis, el oficial y el ilegal, para uso médico. Comparamos el nivel de calidad de muestras de cannabis obtenidas de coffeeshops seleccionados al azar con el medicinal ofertado por la OMC mediante distintas pruebas validadas. Muchas de las muestras de los coffeeshop resultaron pesar menos de lo esperado, y todas estaban contaminadas con bacterias y hongos. No se encontraron diferencias notables respecto al contenido en cannabinoides y agua. Los resultados obtenidos muestran que el cannabis medicinal ofrecido a través de las farmacias es más fiable y seguro para la salud de los consumidores de cannabis medicinal. 
Descargar archivo 1 : doctrina45927.pdf
  COMENTAR