El trabajo educativo en los centros de ejecución de medidas judiciales para menores de edad: limitaciones y criterios de especialización

En España, cuando un menor de entre 14 y 17 años de edad es imputado
por  un  delito,  o  este  resulta  probado,  el  Juez  de  Menores
competente  puede  imponer,  en  función  de  la  gravedad  y  de  las
 circunstancias  personales del menor, una medida de privación de
libertad que consiste en el internamiento en Centro, tal y como marca
la Ley 5/2000, de 12 de enero, de Responsabilidad Penal de los
Menores, así como sus sucesivas reformas  a  lo  largo  de  la  última
 década.  Esta  Ley  tiene  como  principio  inspirador  de
referencia  el  superior  interés  del  menor  de  edad  sobre
cualquier  otro  interés  concurrente.  Asimismo,  establece  con
claridad  que  se  deben  aplicar  sobre  los  menores  programas
fundamentalmente  educativos que fomenten el sentido de la
responsabilidad y el respeto por
los derechos y libertades de los otros.

Descargar archivo 1 : doctrina45615.pdf
  COMENTAR