CONSUMO DE DROGAS, ABORDAJES TERAPÉUTICOS Y DERECHOS.

Toda sociedad tiene una particular visión de lo que considera dentro y fuera de su marco referencial. Lo legal, el ordenamiento jurídico y lo criminológico, configuran  y marcan lo que se entiende por normado dentro de determinadas pautas y tradiciones. Esto es acentuado por determinados sectores y orientaciones que, tienden a convertirse en referentes de todo el resto del cuerpo social.

Asimismo toda sociedad posee una particular visión acerca de lo prohibido y de lo permitido, este marco de referencia configura lo normado dentro de sus pautas y tradiciones que presuponen cierto grado de consenso, coexisten diferentes grados de adscripción a la norma y por ende de  alejamiento o desvío de la misma.

En relación a la problemática del consumo de sustancias el cuerpo social se ve movilizado y  tiende a dar respuestas “heroicas”, polarizadas y cargadas de moral. Las imágenes sociales del tema drogas suelen estar llenas de emotividad, reflejando así un sin número de estereotipos y preconceptos.

Este tema suele servir como elemento motivador  que permite centrar el miedo o la estigmatización en el otro y así hace posible mantener pendientes situaciones de mayor conflicto en la estructura social.


Descargar archivo 1 : doctrina44298.pdf
  COMENTAR