doctrina

Determinación judicial de la pena de prisión (en portugués)

La  libertad  del  ser  humano  cuando  se  confronta  con  la pena  merece  un  espacio destacado  en  el  escenario  legal.  El  sistema  de  determinación  de  la  pena  del ordenamiento jurídico brasileño exige la cooperación entre legislador y juez, dejando al   legislador   la   conminación   de   la   pena   in   abstracto   y   al   juez,   en   decisión debidamente  motivada,  la  fijación  de  la  pena  concreta  dentro  del  marco  legal punitivo. En la función de fijación de la pena concreta y en el ejercicio concreto de la discrecionalidad  judicial,  el  juez  pasa  por  fases  distintas,  en  las  cuáles  evalúa condiciones  indicadas  en  la  ley  que  revelan  mayor  o  menor  grado  de  reproche  del crimen  o  del  agente.  El  objetivo  de  este  estudio  es  investigar  si  las  circunstancias son suficientes para la aplicación de la pena adecuada. En su desarrollo se utiliza el método deductivo, con el examen de la legislación y jurisprudencia patrias, así como de  la  doctrina  nacional  y  extranjera.  Se  constata  que  el  Código  Penal  adopta  un 
modelo  de  conminación  de  pena  con  límites  mínimo  y  máximo,  lo  cual  prevé  las circunstancias  que  deben  ser  consideradas  en  su  concreción,  posibilitando,  así,  la discrecionalidad  judicial.  Sin  embargo,  este  modelo  no  especifica  con  detalle  las 
reglas  para  la  aplicación  de  estas  circunstancias.  Además  del  análisis  de  las funciones  y  principios  que  rigen  la  pena,  se  analiza  todas  las  circunstancias  y procedimientos  judiciales,  así  como  algunas  causas  de  disminución  y  aumento.  En este  análisis  se  verifica  las  dificultades  encontradas  en  la  aplicación  de  la  pena adecuada,  a  ejemplo  de  la  discrepancia  y  falta de  criterios  que  expliquen  la consideración  de  alguna  circunstancia,  lo  que  conduce  a:  a)  incoherencia  de  la concreción  de  la  pena;  b)  doble  valoración  de  hechos  idénticos  para  idéntico propósito   (bis   in   ídem);   c)   ausencia   de   reglas   sobre   el   quantum   de   cada circunstancia judicial o legal; d) confusión doctrinal y jurisprudencial entre existencia de  elementares  y  su  alcance.  Se  concluye  que  en  el  centro  de  la  discrecionalidad judicial  están  las  circunstancias,  pero  que,  debido  a  las  dificultades  para  su mensuración y aplicación, ellas no parecen suficientes para la concreción de la pena adecuada,  por  no  ofrecer  criterios  firmes  para  el  embasamiento  del  acto  judicial. Mientras no se supere las dificultades presentadas, habrá siempre el riesgo de que la pena se aleje de su legítima medida y el reo se vea afectado en su libertad por el exceso de poder punitivo estatal.

Descargar archivo 1 : doctrina42834.pdf
  COMENTAR